La puesta en marcha de la nueva red ferroviaria vasca va a tener una incidencia directa e inmediata en el transporte de mercancías.

  • Incremento del 400% en el transporte de bienes por ferrocarril, en un plazo de 10 a 15 años, lo que supone el equivalente a 800.000 camiones al año.
  • Potenciación de la red convencional para el tráfico de mercancías. Los servicios de alta velocidad liberarán a la red convencional de 240 trenes semanales, lo que se traducirá en un incremento del 200% de los servicios de mercancías en esas líneas.
  • Superación del estancamiento actual. La falta de capacidad de las redes y la ausencia de adecuación del material móvil al tráfico de mercancías impide su crecimiento.
  • Eliminación del obstáculo generado por el diferente ancho de vía. El ancho de vía actual penaliza severamente la creación de largos corredores ferroviarios, ya que las mercancías deben ser transbordadas del tren a causa de sus diferencias con el ancho europeo.